La pandemia de COVID-19 ha causado estragos y muchas muertes a nivel mundial, es un virus que se ha propagado rápidamente, esto ha ocasionado que más personas que nunca estén hospitalizadas actualmente en Estados Unidos. Tan solo el pasado jueves se reportaron 150.526 nuevos casos, lo que pone un nuevo récord de personas hospitalizadas en la unión americana.

Según datos de The Covid Tracking Project, solo está semana, uno de los más de 378 residentes estadounidenses ha dado positivo a coronavirus. Asimismo, también fueron reportadas más de 1.100 nuevas muertes el 12 de noviembre, un promedio de 1.052 personas murieron cada día a causa de este mortífero virus, lo que representa casi el doble de lo que era hace dos semanas.

El actual aumento de casos nacionales ha estado en marcha durante nueve semanas. Las hospitalizaciones han aumentado al ritmo más rápido desde que comenzó la pandemia.

Esta semana el número de casos notificados fue de un 41 por ciento mayor con respecto a la última. Más de 234.000 personas han muerto a causa de la COVID-19, y se estima que, para el 5 de diciembre, ese número aumente considerablemente hasta los 282.000 decesos. Estas cifras representan lo mortal que está siendo la pandemia en los Estados Unidos y que podría incrementar la cantidad de infectados en los próximos días.

Más de 67.000 personas están hospitalizadas actualmente debido a complicaciones del coronavirus, un máximo histórico en el país. A día de hoy, se han reportado 52.6 millones de casos a nivel mundial, con 34.1 millones de personas recuperadas y, lamentablemente, 1.29 millones de muertes. Para poder detener nuevos casos se recomienda seguir las recomendaciones de salud e higiene, como usar cubrebocas, lavarse bien las manos y usar gel desinfectante.

Recordemos que la enfermedad por COVID-19 es una enfermedad infecciosa causado por un coronavirus recientemente descubierto. La mayoría de las personas que enferman presentan síntomas de leves a moderados y se recuperan sin tratamiento especial. Se transmite principalmente a través de las gotículas generadas cuando una persona infectada tose, estornuda o espira.

Deja un comentario