Existen una gran cantidad de virus que son peligrosos y letales como el mismo coronavirus, pero también hay aquellos que son sumamente contagiosos y que se propagan rápidamente entre la población, pero sin poner en riesgo la vida del portador. Uno de los que más se ha hablado en las últimas semanas es el Norovirus, un virus que es altamente contagioso y que según los epidemiólogos se propaga a través del agua contaminada.

Un reporte ha revelado un nuevo brote de Norovirus en China, exactamente en la provincia Sichuan. Los expertos de la salud están preocupados por un posible contagio masivo en la región y que se extienda a otras provincias del país asiático. Actualmente, se hay más de 50 casos confirmados y se espera que dicha cantidad aumente a lo largo de los próximos días, lo que genera inquietud.

Norovirus, un virus que contagia a más de 65 millones de personas al año

Según los expertos, cada año se registran alrededor de 65 millones de contagios en el mundo, siendo en noviembre y abril los meses en donde hay más repunte de casos. Se sabe que los síntomas principales de una persona infectada son cuando presenta vómitos, diarrea, fatiga, náuseas, dolor muscular, dolor de cabeza y fiebre.

Si bien el virus puede infectar a cualquier persona no importando la edad o sexo, afecta principalmente a niños y a personas de edad avanzada. Cabe señalar que Norovirus no es algo que pueda considerarse amenazante a nivel mundial, ni mucho menos puede convertirse en una pandemia, si es muy contagioso y puede propagarse con facilidad, pero por ello hay que seguir unas reglas básicas de higiene.

Los organismos encargados a la prevención de enfermedades virales sugieren que para que el Norovirus no logre contagiar a más personas en China y otros países, se debe tener higiene, pues se cree que la mayoría de los brotes son provocados por personas que trabajan en la industria alimentaria, los cuales presentan síntomas y no lograron detectarlo a tiempo para tener un tratamiento que logre eliminar el virus.

Por ahora se ha confirmado que los casos en China son aislados, por lo que los epidemiólogos ya trabajan en alguna solución para detener la propagación de este microorganismo que ha comenzado a infectar a un pequeño grupo de personas en Sichuan. En todo caso, se ha recomendado a la población a desinfectar frutas y verduras, así como beber agua purificada y tener la mayor higiene posible.

Deja un comentario